125 aniversario del colegio de Fuensalida
125 aniversario del colegio de Fuensalida
Aniversario Madre Isabel
Aniversario Madre Isabel
Misión Compartida
Misión Compartida
125 aniversario del colegio de Fuensalida

Aniversario Madre Isabel

 19 Noviembre, quizás un día más para muchos, pero uno muy especial para toda la familia Corazonista. Hoy cumple años nuestra fundadora Madre Isabel Larrañaga (179 años) y queremos celebrarlo con todos vosotros.   

Nuestra vocación es para hacer vida en cualquier parte del mundo donde se espere mayor gloria de Dios y servicio de las almas. Como Madre Isabel en su tiempo, queremos escuchar la voz del Espíritu, y a la luz del Evangelio dar respuestas concretas a las necesidades del mundo de hoy.

Nos llamamos HERMANAS DE LA CARIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (HCCJ). Este es el nombre que Dios inspiró a nuestra Fundadora, Madre Isabel Larrañaga Ramírez y con el que ha sido aprobado el Instituto en la Iglesia. Nuestro apelativo popular es: HERMANAS CORAZONISTAS.

            Este nombre expresa y exige la configuración con Cristo en el misterio de su Caridad hacia Dios y hacia los hombres.

            Somos en la Iglesia una comunidad de fe y oración, de amor fraterno y de servicio apostólico.

            Nuestra misión la realizamos  en nombre de la Iglesia, con el testimonio de la propia vida, con nuestra actividad apostólica, poniendo en común todos nuestros esfuerzos, cualquiera que sea la función que cada una de nosotras realice.

 

      Todo nuestro trabajo realizado por los valores del reino lo concretamos en:

  •             Educación en la escuela
  •             Actividad pastoral: catequesis y parroquias.
  •             Residencias, internados…
  •             Casas de espiritualidad.
  •             Asistencia espiritual a enfermos
  •             Acción social y promoción humana.

      España, Portugal, Angola, Chile, Venezuela, Puerto Rico, Perú, testimonian la presencia de las Hermanas de la Caridad del Sagrado Corazón de Jesús, El carisma de Madre Isabel sigue vivo, fecundando corazones, promoviendo apasionantes aventuras de generosidad.